DECLARACION INFORMATIVA SOBRE BIENES Y DERECHOS SITUADOS EN EL EXTRANJERO (MODELO 720)

Ley 7/2012, de 29 de octubre de 2012, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, ha  establecido la obligación de informar sobre los bienes y derechos situados en el extranjero.

     Sujetos obligados a la presentación. 

     Con carácter general, están obligados a presentar esta declaración informativa los contribuyentes sujetos al impuesto  sobre la Renta de las Personas Físicas, o bien por el impuesto sobre Sociedades, que posean los bienes y derechos situados en el extranjero que determinan la obligación de presentar la declaración.

     La finalidad última del modelo 720 es la de proporcionar información de los bienes y derechos existentes en el extranjero cuya mera tenencia, dan lugar a rentas sujetas a la imposición personal, bien porque el contribuyente está sometido a tributación por su renta mundial, bien porque el bien está afecto a un establecimiento permanente.

     No estarán obligados a presentar estas declaraciones las personas o entidades no residentes sin establecimiento permanente en España y que tributan por el Impuesto sobre la Renta de NO Residentes.

     Derechos y bienes a informar.

     Se debe informar sobres los siguientes bloques de bienes y derechos que estén situados en el extranjero:

  • CUENTAS EN ENTIDADES FINANCIERAS.
  • VALORES, SEGUROS O RENTAS.
  • BIENES INMUEBLES Y DERECHOS REALES SOBRE ELLOS.

     Excepciones a la obligación de declarar.

Con carácter general, no existe obligación de presentar declaración cuando el conjunto de los bienes y derechos de cada uno de los tres bloques de bienes individualmente considerado no supere los 50.000€.

Además quedan exoneradas de la presentación de esta declaración, los bienes y derechos de aquellas entidades que los tengan registrados en su contabilidad de forma individualizada y perfectamente identificada.

     Plazo de presentación y obligación de presentación.

El plazo de presentación del modelo 720 del ejercicio 2012, finaliza el 30 de abril de 2013. Para los ejercicios siguientes, el plazo será el período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente al ejercicio al que se refiera la obligación.

La declaración en los años posteriores sólo será obligatoria cuando cualquiera de los saldos, hubiese experimentado un incremento superior a 20.000€ respecto de los que determinaron la presentación de la última  declaración, pero si el caso es la  perdida de la condición que se determino será obligatorio la presentación.

     Consecuencias de la falta de presentación.

     Las consecuencias de la falta de presentación son muy graves puede tener importantes sanciones.